7 razones para amar a Wes Anderson

Estándar

Hoy cumple años el genial Wes Anderson, una de esas figuras a las que amas u odias, un tipo que a nadie deja indiferente. Las mismas razones por las que algunos amamos al director son precisamente los motivos por los cuales sus películas sacan de quicio a quienes no comparten nuestra filia. Spoiler: por aquí se le ama, y mucho. Sí, porque Wes es uno de esos colegas a los que no conocemos, aunque lo cierto es que sus películas pueden decirnos mucho de él. A continuación, 7 razones para amar a Wes.

7. Sus paletas de color.

wes

El odio que profeso hacia el color amarillo en la vida real es directamente proporcional al amor que me produce verlo en una peli de Wes. Sus paletas de colores retro nos transportan a lugares en los que nos gustaría vivir, lugares que nos parecen agradables incluso cuando en ellos tienen lugares las historias más turbias.

6. Los planos cenitales.

Sus obras nos hacen sentir que estamos ante una historieta o un cuento. En ocasiones esto se debe a cuestiones técnicas que van más allá de la propia narrativa, como el uso de sus planos cenitales. ¿No entendéis lo que quiero decir? De acuerdo, arriba os dejo un vídeo con una recopilación de planos cenitales de Wes Anderson que, en el caso de que seáis fans de su obra, os arrancarán una sonrisa.

5. Los personajes de sus películas.

rushmoreenhanced-buzz-7031-1378232149-42

De acuerdo, normalmente se trata de personajes de pocas palabras… pero que nos dejan grabadas frases que nos hartaremos de ver en twitter, en todo tipo de merchandising y, a este paso, en más de un obituario. Así son Max Fischer y Herman Blume en Rushmore, pero también los Tenenbaums, el gran Zissou o la pareja de enamorados de Moonrise Kingdom. Nos hacen reflexionar, incluso cuando se trata de intervenciones absurdas a las que acabamos dotando de un significado que en realidad no tienen. Pero, oye, son entrañables… patéticamente entrañables, o entrañablemente patéticos.

4. Es tan obvio… La simetría.

Iba a decir que lo de Wes Anderson con los planos simétricos roza lo obsesivo, pero lo sobrepasa con creces. Sí, y nos encanta… Como todo buen director, el tipo es un cinéfilo de narices. Pero sus influencias no son siempre notables, aunque por supuesto se encuentren siempre tras sus trabajos. En el caso de los planos simétricos nadie puede negarlo: Kubrick está en todos y cada uno de ellos.

3. Su sentido del humor.

dafoeImage7

Realmente muchos de estos puntos no pueden entenderse por separado. Algunos de sus personajes nos resultan entrañables gracias a los toques de humor que encontramos en sus películas. Por ejemplo, los personajes de Willem Dafoe tanto en Life Aquatic como en The Grand Budapest Hotel… Nada tienen que ver entre ellos, son completamente opuestos, pero ambos personajes nos resultan cómicos, cada uno en su extremo, gracias a esos toques de humor wesandersonianos. Buena culpa de ello la tienen sus actores; incluso en sus papeles más dramáticos, siempre queda patente ese toque de comicidad en las actuaciones de Bill Murray, Owen Wilson o Jason Schwartzman. Como decía antes, personajes entrañables, que nos hacen reír con cierto aire de ternura.

2. La colección de discos de Wes.

La música de sus películas es simplemente perfecta. Los Kinks, Elliott Smith, Françoise Hardy, Cat Stevens, David Bowie, Nico, Rollings, Zombies, Ramones… y así podría seguir, nombrando a todos y cada uno de los artistas que recogen sus bandas sonoras. Es algo maravilloso. No podríamos concebir los Tenenbaums sin la escena en la que suena Needle In The Hay. Si os quedáis con ganas, os cedo mi lista de spotify con toda la música de sus pelis.

1. El Casting.

sundance 1993enhanced-buzz-7031-1378232149-42

Owen Wilson y Wes Anderson en Sundance en 1993

Sí, así con mayúsculas y todo. El reparto de sus películas es posiblemente el mayor acierto en el cine de Wes Anderson. Suele contar siempre con los mismos actores que conforman un casting de un nivel inigualable. Bill Murray es el actor que más veces ha trabajado con el director (Anderson cuenta con él desde su segundo largometraje, actuando algunas veces en papeles ridículamente secundarios y otras como protagonista), seguido de Owen Wilson y Jason Schwartzman. Edward Norton, Harvey Keitel y Tilda Swinton son sus últimos fichajes, que se suman a otros viejos conocidos del director como Adrien Brody o Anjelica Huston. ¿Volveremos a ver a Ralph Fiennes colaborando con Wes? Por favor, que la respuesta sea un sí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s